Ganaderos que pueden pastar

Buenas tardes, me pueden aclarar que ganaderos son los que nombra la modificación del RD como "ganaderos que no acrediten haber utilizado el pasto en los términos en que su uso como comunal esté atribuido a los asignatarios del pasto y como bien patrimonial o de dominio público esté fehacientemente acreditado con el correspondiente título"

Unidad de Apoyo FEGA
21/07/2021 - 14:05:34
El Artículo 15 del RD 1075/2014 establece que las parcelas agrícolas de hectáreas admisibles utilizadas para justificar derechos de ayuda deberán estar a disposición del agricultor, bien en régimen de propiedad, usufructo, arrendamiento, aparcería o asignación por parte de una entidad gestora de un bien comunal, a fecha fin del plazo de modificación de la solicitud única.
Según los servicios jurídicos de la Comisión europea, esto debe interpretarse en el sentido de que para evaluar si una hectárea admisible está a disposición de un agricultor, éste debe poseer un título válido (por ejemplo, la propiedad o el derecho de uso concedido por el propietario) sobre la zona, que le confiera competencia para adoptar decisiones respecto de las actividades agrícolas realizadas en esa hectárea y los beneficios y riesgos financieros asociados a esas actividades; y además esas actividades deben ser realizadas por él mismo o por alguien en su nombre.
Teniendo en consideración las definiciones de “agricultor”, “explotación”, “actividad agraria” y “superficie agraria” recogidas en el artículo 4, apartado 1, letras a), b), c) y e) del Reglamento nº 1307/2013 respectivamente, así como la definición de hectárea admisible a los efectos del régimen de pago básico, recogida en el artículo 32, apartado 2 del mismo reglamento, debe entenderse que solo deberán tenerse en cuenta a efectos de la asignación de derechos de pago básico las parcelas que, además de estar a su disposición, sean administradas directamente por el solicitante de las ayudas, y en las que pueda demostrarse fehacientemente que éste es el responsable de la actividad agraria desarrollada sobre esas superficies.
Por tanto, de cara a realizar la asignación de derechos de pago básico en las hectáreas declaradas por un solicitante en base al artículo 24, apartado 2 del Reglamento citado, es imprescindible que se pueda demostrar tanto que las parcelas están a disposición del solicitante como que exista una actividad agraria anual en las mismas y que dicha actividad haya sido realizada por el solicitante de la ayuda.
Por extensión del concepto, la realización de una actividad agraria anual bajo la responsabilidad directa del solicitante es una condición ineludible para que dichas parcelas se consideren admisibles dentro de su solicitud, y por tanto puedan tomarse en consideración tanto para la percepción de las ayudas de la PAC como para la primera asignación de derechos de pago básico.
Así pues, la actividad agraria debe ser realizada por el solicitante de la ayuda, y no por un tercero que asuma los riesgos de la actividad.
Concretando más, en el caso de los pastos de uso común en España, el artículo 11 del RD 1075/2014, referente a la actividad agraria, establece en el apartado 2, en primer lugar, que “en el caso de los pastos permanentes de titularidad pública utilizados en común, solo se admitirá la producción en base a pastoreo con animales de la propia explotación del solicitante”. En consecuencia, en la parte del pasto comunal asignada al solicitante, la actividad de producción en base a pastoreo ha de ser ejercida por él mismo con animales de la explotación ganadera de la cual sea titular principal, identificada con su correspondiente código REGA, y cumpliendo el resto de condiciones establecidas en el apartado 6 del mismo artículo 11 arriba citado.
En consecuencia, los “ganaderos que no acrediten haber utilizado el pasto en los términos en que su uso como comunal esté atribuido a los asignatarios del pasto y como bien patrimonial o de dominio público esté fehacientemente acreditado con el correspondiente título” serán aquellos que no reúnan simultáneamente las dos condiciones requeridas, esto es, disponer de un título que le acredite como asignatario de un pasto comunal, y hacer uso de este mediante el pastoreo con animales de la explotación ganadera de la cual sea titular principal. Dichos ganaderos, por tanto, no cumplirían con la obligación de llevar a cabo la actividad agraria en los pastos asignados, directamente, en su propio nombre, con los animales de su explotación. O, lo que es lo mismo, no realizarían en su propio nombre la actividad mínima establecida.